Una EPEC pública e integrada Parte III: Disciplinar y recortar

Por Marina Falvo y Fabiana Visintini
Foto: Fabiana Visintini
Observatorio de Conflictos Laborales de Córdoba

Un plan muy bien pergeñado

En la segunda parte del abordaje del conflicto de la EPEC mencionábamos una especie de plan formal –el nuevo Marco Regulatorio- y un plan alternativo –de achicamiento de la empresa- mientras el primero pasaba los canales formales de validación.

Presentamos aquí, en palabras de los propios trabajadores y trabajadoras de la empresa, siete grupos de decisiones que tomaron los funcionarios de EPEC y cómo éstas afectan a su funcionamiento. En particular a las condiciones de trabajo, pero también a la calidad del servicio.


Descargar nota completa: EPEC Parte III


 

1. Más trabajo con la misma dotación de personal

En diálogo con empleados de la EPEC nos cuentan: “Nosotros hemos llegado a abril de este año con 4 resoluciones que salieron desde el Directorio de la empresa, que de alguna manera, nosotros lo entendemos así, es un lock out patronal. A nosotros nos han puesto una resolución que frena el trabajo normal. Y al mismo tiempo, al tener poco personal, se ha fomentado la industria de las horas extras entre los empleados. Un empleado de muchos años se ha acostumbrado a hacer horas extras y contar con ese ingreso todos los meses. Como hoy se han cortado de plano, eso no solamente genera un achicamiento del sueldo de los trabajadores, sino en realidad un corte en el servicio real. Porque lo que hacía falta efectivamente era más personal que nunca sumaron. Nos plantean como que el sueldo es con el paquete de las horas extras! El paquete de las horas extras lo han generado ellos, por no incorporar personal”

El Estatuto, el Convenio dice que cuando se produce una vacante la empresa tiene 20 días para reponer la persona. Y la verdad es que los planteles desde hace años que están… en EPEC debemos ser… con los retiros, menos de 4.000 personas. Seremos 3.800 personas. Teniendo en cuenta que en la Municipalidad de Córdoba hay cerca de 9.000… Una empresa provincial que tenga menos de 4.000 personas es realmente muy poco, para toda la provincia.

Hoy hay muchos sectores que no están teniendo el mantenimiento que corresponde, porque al haber hecho el corte de horas extra, la gente que lo hacía no lo está haciendo. Tampoco están nombrando personal; todo lo contrario, han sacado un plan para pasividades anticipadas. Si vos tenés 55 años o más, te podés ir. La empresa te va a pagar, no la Caja de Jubilaciones, te va a pagar hasta que vos te jubiles. Y después pasarás a ser jubilado.

Observamos que la escasez de personal antes se cubría con horas extras que hoy se han eliminado. Jubilaciones y retiros voluntarios disminuyen aún más la escasez de personal que, contrariamente a la normativa, no se reemplaza. Para romper el mito de los brutales salarios que cobrarían, comprobamos que un trabajador con 10 años de antigüedad, con el recorte de horas extra, cobró en septiembre $17.000. Esto permite afirmar que el buen salario se basaba en la sobrecarga de horas de trabajo.

2. Los requisitos de calificación y los riesgos del trabajo

Para el empleado de EPEC las medidas de seguridad y la capacitación es fundamental e imprescindible. Todo lo que es trabajo de alta tensión, cables subterráneos, de media, de alta, sólo puede aprenderse en una empresa de este tipo. Entender no sólo el funcionamiento, sino también el protocolo de manejo que tiene la empresa para distribuir electricidad. Así que, dentro de la gente que hace las maniobras de alta tensión, hay gente que tiene que rendir. Cada 3 años, tienen que hacer un mínimo de 6 cursos de capacitación de distinto tipo, sobre lo que ellos están haciendo, mayormente para refrescarles en lo que están. Es una tarea riesgosa que necesita no solamente los cursos sino un apto psicofísico, porque desde el momento que vos no estás rindiendo, te tenés que cambiar de sector. La maniobra en alta tensión requiere de personas… es como los bomberos, con ciertas condiciones.

El trabajo en áreas claves de la empresa requiere, como puede deducirse, de conocimiento y habilidades físicas. ¿Quién hará las reparaciones y el mantenimiento cuando los recortes afectan también a estas actividades?

3. Manejo discrecional

Es posible que en estos comentarios encontremos la respuesta a la anterior pregunta: “La EPEC siempre convivió con contrataciones de empresitas, que han hecho trabajos chicos y medianos también, muchas veces amparados por los mismos gerentes que arman sus kiosquitos privados. Una mini empresa con una cuadrilla por ejemplo. Ellos mismos se hacen dar las licitaciones abiertas, para finalmente quedarse con un trabajo pago para ellos.

Pero al parecer, la “eficiencia” y la “modernización” no llegan tan profundo: En realidad, yo creo que es el eterno drama de la empresa del Estado, cuando tenés un gobierno corrupto que, o trabaja para vender la empresa o está viendo la chance de boicotearla para tener un kiosquito para amigos, parientes…”  Me parece que el gran punto acá es: tenemos que tratar de ver a la empresa EPEC como una empresa que se tiene que recuperar dentro de un sistema corrupto del Estado, que ha apañado durante muchos años un mal uso. Una empresa de servicios. Muchas veces mirando los negociados de la gente de turno ahí en el gobierno.

Siempre se ha dicho, y esto no te lo digo yo, te lo dice muchas veces el gobierno, que la empresa EPEC ha sido como la caja chica de Córdoba. Cuando hubo faltante de guita para pagarle a la policía, a los maestros, a la deuda de no sé qué cosa, terminaron sacando plata de la EPEC. O las campañas. Una empresa de este tipo que se gaste una ponchada de guita, el 13% del presupuesto en ella misma [en publicidad y auspicios], cuando vos sabés que es un monopolio, estás demostrando de alguna manera que estás lavando plata para hacer otra cosa, por otro lado. Que EPEC por ejemplo… ¡auspicie el Rally Mundial!? No habría ninguna necesidad.

4. Recortar derechos

En contextos de crisis, el “sentido común” argentino suele canalizar la bronca por la corrupción y las malas condiciones de vida en el que está cerca y un poco mejor. Es así como los trabajadores mejor pagos –y más si son estatales- se convierten en el blanco predilecto. Nosotros tenemos un Convenio Colectivo firmado en el año ‘75. Creo que debe ser uno de los mejores Convenios que queda todavía a esta altura, de los mejores de Latinoamérica con total certeza. Acá en nuestro país, inclusive hay gente que nunca tuvo un Convenio. Hoy está todo venido tan abajo, que plantear un derecho conseguido, una reivindicación para el trabajador es visto como un privilegio. Hay muchas cosas que hoy, a la luz de una crisis espantosa, los mismos trabajadores de otras actividades te dicen “Uh, cómo puede ser que ustedes…”  Entonces, terminamos nivelando para abajo, seamos todos unos pobres más, seamos todos unos esclavos, que nos estén negreando todo el tiempo, cuando en realidad no pasa por ahí. En realidad, pasa por reivindicar al que justamente no está cobrando bien, lo están negreando de arriba a abajo, no tiene recursos para vivir cómodo…

En Córdoba, la crisis de 2001 nos costó la división de poderes, con una reducción del Legislativo que lo convirtió en la escribanía del Ejecutivo. Por eso, seguir teniendo trabajadores que sostienen sus conquistas laborales debiera ser una referencia y un modelo a seguir; el adversario no es el que trabaja sino el que se aprovecha del trabajo ajeno, ya sea gobernante o patrón.

5. Técnicas de amedrentamiento

Es sabido que cuando los trabajadores de Luz y Fuerza salen a la calle se hacen notar y marcan el clima de la protesta. Pues el modo de callarlos que implementó la empresa, acompañada por un importante número de policías a su servicio, fue el amedrentamiento individualizado. Compartimos algunas situaciones.

En el edificio central, entrás y te reciben un montón de policías. Y vos que sos empleado para poder entrar y salir tenés que marcar primero con una tarjeta porque hay unos molinetes, y no podés entrar y salir. Ni siquiera los compañeros que antes salían a fumar afuera. Desde abril ya venimos sufriendo ataques permanentes… cada vez más, cada vez más. Mientras nosotros damos un paso tímido, ¡los otros hacen 10 con una fuerza!

El cumplimiento de las normativas no parece ser aplicable a los funcionarios de la empresa: Al Jefe del Centro de Cómputos se le acercó otro gerente y le pidió las claves, a lo que éste replicó que necesitaba un papel escrito con autorización de sus superiores para hacerlo. “Llegó un día y le habían roto la cerradura, no podía entrar, robaron todas las claves, (…) sancionaron a dos compañeras del Centro de Cómputos, amenazaron con echar a 5, y bueno, tuvo que aflojar y… O sea, es por la fuerza. (…) Uno de los nuevos gerentes, importados, porque tenían dos policías en la puerta”

También hubo trabajadores sumariados por denunciar en las redes sociales algunas de las situaciones que relatamos en esta crónica.

6. Escasear insumos para mostrar que no se trabaja

Lo sucedido en el taller de reparaciones de automotores de Villa Revol es otro ejemplo en la estrategia de achique. “Es un taller que centraliza los trabajos que se le hagan a todos los autos de la flota de EPEC. Mientras se trata de instalar en los medios que el funcionamiento centralizado es antieconómico, se tergiversa la realidad: “Lo que se hace es evaluar la falla que tiene el vehículo, si se justifica la traída se lo hace. Pero si no, de hecho, hay talleres regionales más chicos que hacen la reparación intermedia. Lo que se centraliza en Córdoba es la evaluación y decisión sobre las reparaciones (no nos olvidemos que en la ciudad de Córdoba se consume la mitad de la electricidad que se consume en toda la provincia) ¿Qué ha pasado con este tema? Los gerentes nuevos han decidido que es un servicio prescindible, que se puede tercerizar. En primer lugar hay una necesidad imperiosa de arreglar los autos porque la EPEC no estaba pagando a las empresas que proveían los insumos, los repuestos. Entonces, como las empresas no les están trayendo las cosas, ellos no pueden arreglar los autos. Se abarrotaron de autos en Villa Revol. Ahora tomaron la decisión de decir “Listo, la empresa ha decidido que no se van a arreglar más los autos ahí. Directamente ustedes van a ser un administrador para mandarlos a talleres privados” Y han contratado una empresa que se llama ENRED, que es la que se va a hacer cargo de las reparaciones de los autos. Y, de alguna manera uno entiende como que son procesos de achicamiento de la empresa, de que necesitan desguazarla. Necesitan desmantelarla para venderla.

7. Nueva cúpula de gerentes

Como esta empresa… es una empresa autárquica, es una empresa que toma sus propias decisiones. Ahora, el Directorio, el presidente y los dos vocales, los pone el gobernador. Y de alguna manera es la decisión de lineamiento que va a tener la empresa. Entonces vos tenés un cargo político, así que lo que quiera el gobernador que pase con EPEC va a poner la persona que crea que tiene que estar para llevar esa línea. Así que…. Después todo el cuerpo gerencial, los van definiendo ya desde el presidente, muchas veces consultado con el gobernador, o con algún ministro, porque ya son del palo. Del palo político del gobierno de la provincia. Así que, ellos van definiendo. Si dentro de la empresa tienen una persona de Carrera, que es ingeniero, que está de golpe en una jefatura de división, muy estratégico, un conocedor de años de la situación de EPEC, en una de esas lo pueden elegir a él mismo. Y pasa a ser un gerente… pero es una decisión exclusiva de ellos. Ellos nombran a quienes les parece. Muchas veces pasa que sí o sí tienen que nombrar a alguien de Carrera para que les dé la información de cómo funciona esto. Porque hay gente que no tiene un conocimiento real de la situación, entonces, bueno, tiene que traer gente que le ayude.

A fines del año pasado notamos que empezaron lentamente a cambiar los gerentes de la empresa. “Che, se fue tal” “¿Ah sí?” “Vino de Buenos Aires”. De Macri es. “Lo trajeron”. Al tiempo “se fue tal” “¿Y a quién trajeron?” Otro de allá también. Cuando te das cuenta, tenemos 3 ó 4 gerentes que no son de carrera de Córdoba, que no los conocés. El nivel gerencial es un nivel político, por lo tanto no hace falta que sea de carrera de la empresa, podés traerlo del otro lado, pero…

Quedan aún muchas preguntas sin respuesta. Entre ellas ¿por qué EPEC, con su plan de achicamiento, eficiencia y modernización necesita hoy 10 gerentes? ¿Por qué estos gerentes provienen de Buenos Aires? ¿Qué hace pensar a los trabajadores que son “de Macri”? ¿Será EPEC parte del Pacto Fiscal que firmó Schiaretti con el gobierno nacional?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s