Condiciones de trabajo en Fiat

El sector automotriz cordobés es en la actualidad un gigante adormecido que guarda en su historia una etapa gloriosa de grandes huelgas y movilizaciones, con dirigencias sindicales combativas que lo hicieron famoso. Hoy miles de trabajadores soportan durísimas condiciones de trabajo, son contratados, suspendidos y despedidos con una rapidez que asombra. Todo esto avalado por una dirección sindical que acompaña estas prácticas, colocando a su principal referente, Omar Dragún, en el cargo de Ministro de Trabajo de la Provincia. Aquí les presentamos algunos aspectos de una fábrica que suele mostrarse como ejemplo de avance tecnológico y orgullo industrial de la provincia.

“No podemos pasar por alto, la trayectoria en que con sus luchas el SMATA ha escrito en la historia del movimiento obrero (…) No podemos dejar de mencionar el puntal que significó el SMATA en las luchas contra la dictadura de Onganía en 1969, que culminó en el histórico Cordobazo” (*)

El sector automotriz cordobés es en la actualidad un gigante adormecido, un gigante que guarda en su historia una etapa gloriosa de grandes huelgas y movilizaciones, con dirigencias sindicales combativas que lo hicieron famoso en especial cuando ocurrió el efímero pero intenso fenómeno del clasismo que logró alcanzar la dirección del SMATA durante los años ‘70.

Sin embargo, hoy miles de trabajadores soportan durísimas condiciones de trabajo, son contratados, suspendidos y despedidos con una rapidez que asombra, y todo esto ocurre avalado por una dirección sindical que acompaña estas prácticas y que recientemente mostró a sus propias bases cómo su principal referente, Omar Dragún, accedía al poder político de turno ocupando el cargo nada menos que de Ministro de Trabajo de la Provincia de Córdoba.

Aquí les presentamos algunos aspectos de una fábrica que suele mostrarse como ejemplo de avance tecnológico y orgullo industrial de la provincia.

El 14 de marzo de 2011 La Voz del Interior informó que “Entre las automotrices, concesionarias y talleres mecánicos, la provincia cuenta con alrededor de 12 mil operarios bajo la órbita del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata)”(1) y señala que los trabajadores de la industria automotriz son los mejores pagos en el sector fabril de Córdoba. De esos 12 mil trabajadores, Fiat auto cuenta con una importante porción: dos mil quinientos operarios, cuya suspensión masiva a principios del 2012, ocasionó la intervención de la Ministra de Industria de la Nación (La Voz del Interior, 12/01/2012) (2).

Según la encuesta realizada a trabajadores por la consultora “Great Place to Work” durante el año 2011, Fiat es la cuarta mejor empresa de la Argentina elegida para trabajar. La encuesta que dicha consultora hace para llegar a ese ranking “se compone de 58 sentencias, dos preguntas abiertas y una sección a ser completada con los datos demográficos”(3). Sin embargo, la encuesta no hace referencia a cuán voluntaria es su realización, y mucho menos cuáles son las condiciones de trabajo que los trabajadores día a día deben sobrellevar en la planta automotriz que FIAT posee en Córdoba. Es por ello que a partir de una serie de entrevistas realizadas a trabajadores de Fiat(4), nos proponemos describir y analizar brevemente sus condiciones de trabajo.

Condiciones de trabajo, delegados sindicales y política del miedo

En las entrevistas hemos encontrado recurrentes elementos negativos en lo que se refiere a condiciones de trabajo. Veamos en primer lugar lo concerniente a tiempos y ritmos de ejecución de las operaciones.

El convenio colectivo FIAT-SMATA, en su Artículo 18 establece: “Definiciones de los tiempos de trabajo, punto E: se establece que los trabajadores pueden pedir aclaraciones sobre los aplicaciones de tiempo de trabajo”(5). Sin embargo, los trabajadores no solo no pueden participar activamente en la definición de los tiempos y ritmos de su propio trabajo, como lo proclaman las teorías del Management, sino que desconoce la más elemental información de esas definiciones. Este desconocimiento se caracteriza tanto la efectiva realización del trabajo como el momento que el “tiempista” cronometra el tiempo que un trabajador necesitaría para realizar lo que se conoce como un ciclo de trabajo. Por caso, en muchas ocasiones cuando el “tiempista” realiza sus tareas, el Conductor de Procesos Integrados (CPI) -jefe directo de operaciones por tramo- modifica la organización de la ejecución de tareas: agrega más gente a determinadas actividades o le indica al operario cronometrado que realice sus tareas circunscriptas al puesto, situación que desaparece cuando el “tiempista” se retira. De esta manera genera condiciones de trabajo ficticias a los fines de que el “tiempista” registre en sus libros condiciones ideales de trabajo que lógicamente no son la realidad del proceso, para luego asumirlas como lo adecuado, lo “natural”.

Profundizando este punto, en el convenio colectivo FIAT-SMATA se establece en caso de pérdidas productivas verificadas por causa de la parada de las líneas de producción que “…la velocidad de las líneas de producción será incrementada, en el arco del turno, en una media del 10% al inicio de cada hora a partir de la siguiente y será mantenida por una hora entera”(6). Según relatos de operarios, diariamente luego de la última pausa, es decir, durante una hora y cuarenta minutos de trabajo la línea es acelerada a fin de aumentar la producción. De esta forma, al incrementar la intensidad del trabajo se posibilita una extracción suplementaria de plustrabajo en la medida en que todo incremento de la intensidad del trabajo “corresponde de hecho a una prolongación de la duración de la jornada de trabajo social”(7). Así, el trabajo de los operarios “produce al mismo tiempo no sólo más producto, sino también más valor”(8) y una vez más el capital organiza el uso de la fuerza de trabajo y, fundamentalmente, organiza y administra el proceso productivo de modo autoritario.

En ocasiones cuando los trabajadores protestan por la velocidad de la línea, estos son desoídos por sus jefes inmediatos, los CPI. La posibilidad que señala el convenio de “pedir aclaraciones” y por lo tanto elevar demandas en relación a la exigencia de tiempos es desconocida por los trabajadores, a lo que se agrega el miedo a perder el trabajo como estrategia intimidatoria aplicada constantemente por la patronal, que a su vez recibe el apoyo de los delegados sindicales que sintonizan con la conducción del SMATA.

Cuando un trabajador se niega a realizar horas extras o manifiesta no poder cumplir con el ciclo de trabajo o se niega a acrecentar operaciones es frecuente la utilización del miedo y la amenaza del traslado a puestos de mayor dificultad, sufrir suspensiones (lo que trae aparejado un recorte en el 25% del precio hora de trabajo) y hasta el despido con sus diferentes disfraces, que señalamos luego. En el mismo sentido, el otorgamiento de horas extras también sirve como extorsión para que los trabajadores se sometan a directivas de la empresa. En repetidas ocasiones se suele impedir al trabajador que salga a la pausa, o se obliga a tomarla cuando el CPI se lo indica. Si el trabajador se niega a estas manipulaciones, frecuentemente se lo castiga negándole la posibilidad de realizar horas extras, indispensables para alcanzar un salario aceptable.

En lo que se refiere a condiciones de trabajo se hace presente la carencia de iluminación, de ventilación apropiada, la presencia de máquinas y baterías obsoletas o sin el mantenimiento necesario, lo cual tiene efectos sobre la salud de los trabajadores. Es una constante la presencia de dolencias como tendinitis, tanto en las manos como en hombros, hernias, pérdida auditiva, etc.

Se registró un caso, que se está resolviendo en la justicia, en el cual el operario, que se desempeñaba en montaje sufrió la pérdida de un riñón y luego de ser efectuado el trasplante la empresa pretendió convencer al trabajador de renunciar voluntariamente. Al no acceder el operario, la empresa lo despidió.

En lo referido a salud laboral es dificultoso acceder a registros de las lesiones que sufren los trabajadores, pues en la empresa dispone de un centro de salud en la misma instalación fabril sin necesidad que intervenga la ART, salvo casos de lesiones cortantes. Según las entrevistas realizadas, la gran mayoría de los médicos del centro de salud solo tienden a dar calmantes, procurando no prescribir carpetas médicas o cambio de puesto de trabajo, lo cual agrega posibilidades de agravar las lesiones.

Si las condiciones de trabajo son perjudiciales para la salud de los trabajadores y las quejas son constantes entre éstos nos preguntamos ¿el sindicato, como herramienta de defensa de sus afiliados, está al tanto de lo que sucede?, ¿qué medidas toma al respecto? La presencia del SMATA en el lugar de trabajo se encuentra asociada a la comunicación de aparentes soluciones de situaciones conflictivas, como por ejemplo en el año 2010, cuando el período de vacaciones fue modificado siendo desplazado de diciembre y enero a febrero; decisión tomada unilateralmente por la empresa con el consentimiento del sindicato y sin ningún tipo de consulta a los trabajadores, bajo la excusa de superar a otras automotrices en la cantidad de autos producidos.

Asimismo, se registra nula presencia de los delegados sindicales cuando los trabajadores demandan más tiempo para la realización de las operaciones, pero también cuando se demanda mejora en la calidad de los alimentos brindados en el comedor de la empresa. A esta situación de deterioro en la representatividad gremial debe sumarse la imposibilidad de renovar los delegados en las elecciones por fuera de la estructura del SMATA, pues se ha dado el caso que trabajadores no alineados con la conducción sindical de presentarse a elecciones, fueron sistemáticamente despedidos, lo que deja entrever la convivencia entre el departamento de recursos humanos de la empresa y sindicato. En este sentido, el caso más escandaloso y que alcanzó mayor notoriedad pública fue el que afectó al hoy ex delegado gremial de IVECOi(10), Hernán Puddu, quien en diciembre del 2008 defendió la lucha contra el despido de 320 trabajadores contratados. Al negarse Puddu a firmar el acta acuerdo entre SMATA y FIAT-IVECO, acta que increíblemente convalidaba la medida empresarial(10), el SMATA lo expulsa del sindicato, y cuando esto ocurre dejándolo sin fueros, lo despide la fábrica.

Este cuadro de situación gremial se agudiza si recordamos que Omar Dragún(11), quien fuera durante muchos años Secretario General del SMATA, hoy se desempeña como Ministro de Trabajo de la provincia de Córdoba (Ver nuestro primer Dossier sobre el conflicto de los trabajadores del sector salud).

Como nos relata categóricamente un trabajador a quien entrevistamos: “Los delegados del SMATA en FIAT cumplen un rol casi de voceros de la empresa. Pasan más tiempo conversando con los jefes que con los compañeros. Sus tareas se limitan casi exclusivamente a informar. No hay consultas siquiera sobre ningún tema que ataña a las condiciones de trabajo o a los salarios de los trabajadores. Es decir, bajan línea sin colectar siquiera la opinión de los compañeros. Estos son vistos por muchos de los trabajadores como gente de no confiar, pues hablar con algunos de ellos sobre política gremial equivale a quedar en evidencia con la patronal. Por otra parte los delegados casi no realizan tareas en la línea, es difícil saber en qué lugar de la fábrica se encuentran en caso de ser necesaria su presencia.”

No podemos dejar de señalar que con motivo de las suspensiones de los últimos meses (año 2012) el encargado de informar a la opinión pública y a los medios de las mismas no era la empresa, sino el propio SMATA. Y si de aumentos salariales se trata, el último acuerdo apenas logró un aumento del 6% por tres meses (entre julio y septiembre). Las negociaciones se renuevan para chequear cada vez que está pasando con las ganancias empresariales. Esto fue justificado por el SMATA mediante sus delegados, diciendo que la delicada situación del sector hacia que se privilegie cuidar los puestos de trabajo antes que el aumento salarial.

Otra práctica recurrente por parte de la empresa automotriz es la entrega de aparentes premios o promesas a sus trabajadores. Por ejemplo antes de la realización de la encuesta nombrada al inicio de este escrito, los operarios fueron reunidos para ser informados de lo necesario que era calificar todas las preguntas como “muy bueno y excelente” ya que eso se vería reflejado en el futuro con “más trabajo”, y como en otras oportunidades la empresa luego de realizada la encuesta entregó un “obsequio” a cada trabajador participante. Sin embargo, nada se dice del mecanismo de robo sistemático que son objeto los trabajadores. En casos de suspensiones reciben el 75% del pago y estas horas son computadas como “horas a devolver”, y posteriormente empleadas para horas extras, lo que implica un robo del salario a los trabajadores ya que en vez de recibir el 150% del valor por hora extra, reciben sólo el 100%.

Finalmente, resaltamos la escasa perdurabilidad de los trabajadores en la planta de automóviles. En su mayoría se trata de varones jóvenes, que no superan los 40 años de edad, y con familiares a cargo. Estos trabajadores permanecen en situación de contratados a plazo determinado, siendo muy pocos los que acceden a situación de contratación a plazo indeterminado, puesto que para acceder a ello deben ser renovados sus contratos bimensuales en… ¡doce oportunidades! Así, en lo referido a estabilidad laboral, otra práctica habitual es la aparente voluntariedad de las “renuncias”, ya que es política de la empresa no tener registros de despidos, para lo cual se recurre permanentemente a la negociación con el trabajador que sería eventualmente desvinculado de la empresa, quienes en caso de no acceder a renunciar voluntariamente a cambio de un acuerdo económico, tarde o temprano no verá renovado su contrato a plazo determinado.

A modo de cierre

Podemos concluir que si bien Fiat se pretende mostrar como una empresa donde sus empleados tienen posibilidades de crecer y desarrollarse profesionalmente, los testimonios registrados dan cuenta de lo contrario. Si por un lado, las condiciones de trabajo son laboriosas y estresantes, por el otro, la representatividad del sindicato y la eventual defensa de los derechos laborales son inexistentes. Además, en el cotidiano fabril abundan las prácticas intimidatorias y atemorizantes, siendo una constante la presión que reciben los operarios por realizar más operaciones en menos tiempo, sin ningún tipo de compromiso por parte de la empresa sobre cuáles son los efectos de ello en la salud de los trabajadores.

A la sombra del sindicato, FIAT sigue, según la citada encuesta, entre las 4 mejores empresas argentinas… ¿según sus trabajadores?


(*) En página web del SMATA, http://www.smatacba.com.ar/

1) La Voz del Interior 14/3/2011, articulo de Luis Kempa. http://www.lavoz.com.ar/movil?nota=329914

2) Según el matutino,la ministra Giorgi, denuncio que las suspensiones por el supuesto faltante de autopartes eran ua actitud “mezquina y alejada de la realidad”

3) http://www.greatplacetowork.com.ar/mejores-empresas/mejores-empresas-argentina/las-mejores-en-argentinamas1000.

4) Las entrevistas son anónimas para evitar comprometer a los trabajadores

5) Convenio de Trabajo FIAT- SMATA. Disponible en http://www.smatacba.com.ar/convenios/fiat-convenio.pdf ver p. 15.

6) Convenio de Trabajo FIAT- SMATA. p. 18.

7) CORIAT, Benjamin. El Taller y el Cronómetro. Ensayo sobre el Taylorismo, el Fordismo y la producción en masa. Siglo XXI. México DF. Decimoquinta edición, 2008. p. 77.

8) MARX, Carlos. El Capital, libro I, vol. 2, sección quinta. Citado en: CORIAT, Benjamin. El Taller y el Cronómetro. Ensayo sobre el Taylorismo, el Fordismo… p. 77.

9) Se trata de la misma firma, FIAT, que posee una planta de camiones en la misma ciudad de Córdoba, con prácticas laborales semejantes a las que estamos relatando.

10) El presidente de FIAT, Cristiano Ratazzi, declaraba en los medios con total frialdad que ante dificultades financieras “lamentablemente la variable de ajuste son los empleados”. http://www1.rionegro.com.ar/diario/2008/10/19/imprimir.1224382523252.php

11) Puede visitarse su página web: http://omardragun.com.ar/multimedia.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: