Introducción a la negociación colectiva

En el primer boletín mencionábamos en “Observando y algo más…una red de trabajo/intervención” la necesidad de fortalecer la formación de las organizaciones gremiales en materia de negociación colectiva para superar el abrupto corte histórico en la transmisión de experiencias producto de una prolongada interrupción de la negociación colectiva formal. En esta breve reseña esperamos avanzar en la construcción de una “base” para el intercambio fraternal de saberes y experiencias en torno a la negociación colectiva y su relación con la organización gremial, fundamentalmente, en los lugares de trabajo.

Decidimos organizar esta reseña a partir de una serie de preguntas elementales que nos conducirán a lo largo de la materia, sin dejar de advertir que la intención de no excedernos en su extensión y nuestras propias limitaciones habrán suscitado, con seguridad, ciertas imprecisiones que, esperamos, sean atendidas con la paciencia que merecen. Finalmente, queremos resaltar el increíble aporte que nos significó contar con la experiencia de debate plasmada en el Manual del Delegado elaborado por el Observatorio de Derecho Social de la Central de Trabajadores Argentinos (1).

¿Qué es la negociación colectiva?

La negociación colectiva es una herramienta que permite a los trabajadores establecer mejores condiciones de trabajo que las que podrían obtener en una negociación individual con el empleador pues logra contrarrestar la desigualdad de poder que presenta un trabajador frente a su empleador. La misma se ha constituido como un derecho de los trabajadores producto de la presión ejercida en cada lugar de trabajo y de la lucha generalizada motivada por la reivindicación de los derechos de los trabajadores. En este sentido es que, podemos decir, la negociación colectiva es una expresión más de la conflictiva relación capital-trabajo.

La negociación colectiva puede o no plasmarse en acuerdos o convenios colectivos de trabajo y es así que podemos hablar de la negociación formal e informal. El primer modo de negociación presenta como resultado acuerdos escritos que regulan las condiciones de trabajo salariales y no salariales; estos acuerdos tienen la misma fuerza que las leyes y pueden modificarse siempre que se establezcan mejores condiciones para los trabajadores y, según sea una regulación integral o parcial de las condiciones de trabajo, es que se los denomina convenios colectivos de trabajo o actas acuerdo, respectivamente. El segundo modo de negociación presenta como resultado acuerdos no regulados que, si bien pueden o no plasmarse en forma escrita, no tienen la fuerza de ley, lo que implica que el proceso de negociación presenta ciertas características que pueden resultar en una mayor distancia entre el contenido negociado y lo establecido por las normas que lo regulan.

¿Qué normas regulan el derecho a negociar colectivamente?

Una breve reseña del marco regulatorio de la negociación colectiva en Argentina debiera incluir, sin lugar a dudas, las referencias que de ella hace la Constitución Nacional en su artículo 14 bis cuando establece que “queda garantizado a los gremios: concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje”; las disposiciones de las leyes N° 14.250, N° 23.929 y N° 24.185 que regulan los convenios colectivos de trabajo estableciendo quiénes negocian, qué tipos de convenio se pueden negociar, a quiénes abarca, cuál es su período de vigencia, etc. para el caso de los trabajadores del sector privado, de la educación y de la administración pública nacional, respectivamente; y las de la Ley N° 23.456 que regulan el procedimiento que debe llevarse a cabo para negociar colectivamente. Finalmente, no deben ser despreciados el Convenio 98 de la OIT que establece el derecho de negociación colectiva para los trabajadores y el Convenio 154 de la misma organización que introduce pautas sobre los alcances de la negociación colectiva.

¿Quiénes pueden negociar actas acuerdos y convenios colectivos de trabajo y cuál es el ámbito de aplicación de los mismos?

Los convenios colectivos de trabajo son negociados entre: una organización o varias organizaciones de trabajadores y un empleador, un grupo de empleadores o una organización o varias organizaciones de empleadores (cámara empresarial).

En la Argentina, la ley le otorga el derecho a negociar en forma exclusiva a la asociaciones sindicales que cuenten con la personería gremial y, en este sentido, sólo pueden negociar en función del alcance que tenga su personería, es decir, si un sindicato tiene personería gremial para representar a un determinado sector de trabajadores en un territorio específico, sólo puede negociar convenios colectivos con ese alcance. Sin embargo, la Comisión de Expertos de la OIT establece que sólo puede otorgarse una preferencia y en este sentido es que en algunos casos concretos, los sindicatos con simple inscripción podrían exigir participar en la negociación colectiva, por ejemplo cuando tienen una mayoría de afiliados en el ámbito de aplicación del convenio colectivo. Por su parte, los empleadores pueden negociar representándose a sí mismos, junto a otras empresas o mediante la cámara empresarial.

La capacidad representativa de la asociación sindical, definirá el ámbito de aplicación, personal (a quiénes abarca) y territorial (en qué territorio se aplican), de la negociación colectiva. Así, los convenios colectivos de trabajo pueden tener los siguientes ámbitos: convenios por actividad o rama (de aplicación para todos los trabajadores de una actividad dentro del territorio que definan las partes de acuerdo a su capacidad representativa), convenios por profesión, categoría u oficio (de aplicación para todos los trabajadores pertenecientes a un oficio, una profesión o una categoría) y convenios por empresa (de aplicación exclusiva para los trabajadores de una empresa específica).

Los representantes de los trabajadores en el lugar de trabajo tienen derecho a participar tanto en las negociaciones informales dentro de la empresa como en las negociaciones formales de los convenios por empresa ante el Ministerio de Trabajo (incluso, en este caso, la participación de los delegados es obligatoria), así como también en las comisiones paritarias de interpretación o de resolución de conflictos que se prevean en los convenios.

¿Cuál es el contenido negociado en las actas acuerdo y en los convenios colectivos de trabajo?

El contenido habitual de las actas acuerdo y de los convenios colectivos de trabajo (en los cuáles se negocian tanto clausulas salariales como no salariales) puede resumirse en los siguientes puntos relacionados con: la jornada de trabajo (disminución de la jornada, jornada máxima, turnos fijos o rotativos, etc. y siempre teniendo en cuenta los topes establecidos en la legislación laboral); los ingresos, promociones y categorías laborales (determinación de los mecanismos de ascenso y promoción, modificación de categorías y sus funciones, etc.); los salarios (estructura y monto de las escalas salariales, premios por presentismo, puntualidad, etc.); las licencias ordinarias y especiales (plazo de las licencias ordinarias y especiales detalladas en la Ley de Contrato de Trabajo 20.744); los beneficios sociales (salas maternales, comedores, etc.); la organización del trabajo (tareas al interior de cada establecimiento, conformación de equipos y negociación de cláusulas de polivalencia); la organización de los trabajadores (mejoras vinculadas a las herramientas de las que disponen los delegados –crédito horario, carteleras, etc.–, cantidad de delegados por lugar de trabajo, etc.); las comisiones paritarias (medio de comunicación entre los patrones y los sindicatos para la interpretación de las convenciones colectivas, la intervención en conflictos individuales o pluriindividuales, etc.); la ‘paz social’ (compromiso de la asociación sindical y los empleadores a no poner en práctica algún tipo de medida que pueda suscitar un conflicto, siempre y cuando se cumpla con lo pactado en el CCT) y las comisiones de seguridad e higiene (a veces creadas por los convenios para tratar temas de salud, seguridad e higiene en los lugares de trabajo).

A modo de cierre

Hasta aquí el tímido aporte que, en este boletín, podemos realizar para que los y las trabajadoras en conjunto encaremos la necesaria tarea colectiva de desarrollar herramientas teóricas y prácticas para formarnos en torno a la negociación colectiva. Quienes elaboramos esta reseña apostamos a la conformación de un equipo de trabajo que, comprometido en un proceso de aprendizaje conjunto, nos permita profundizar nuestros conocimientos en torno a las condiciones sustantivas de la negociación colectiva y afinar nuestras lecturas del contexto político, social y económico del momento. Creemos, asimismo, en la necesidad y posibilidad de generar instancias de reflexión en torno a la negociación colectiva y su relación con la organización gremial, fundamentalmente, en los lugares de trabajo. Encontramos en el Observatorio de Conflictividad Laboral y Socio-ambiental un espacio potente desde donde emprender esta búsqueda; confiamos en que así será.

________________________________________

1) El material se encuentra disponible de manera libre y gratuita en el sitio web oficial del ODS: http://www.obderechosocial.org.ar. Buena parte de esta reseña puede considerarse una síntesis de lo que allí se encuentra plasmado en relación a la negociación colectiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: