Una red de trabajo

En los diferentes episodios de acciones colectivas pueden analizarse el lugar privilegiado de los medios de comunicación en la construcción social del conflicto, al visibilizar actores, prácticas y discursos que configuran los marcos de percepción de las audiencias. Construir audiencias, atenuar la represión y disputar los enmarcados de los conflictos laborales y socioambientales en la Argentina y Córdoba, ha sido posible por el desarrollo de tácticas de difusión y construcción de medios propios, más el enlace con periodistas de medios alternativos que se han multiplicado hacia fines de los noventa, desinstitucionalizados primero, con algún nivel de institucionalización después.

En esa línea de co-construcción de la visibilidad de la conflictividad que atraviesa al territorio de nuestro país no estamos solos ni aislados como observatorio. Creemos necesario el análisis comparativo para aumentar el carácter integral del abordaje de los fenómenos. Para ello nos hemos dado una estrategia de sinergia con otros observatorios de características similares radicados en otras provincias, a la vez que iniciamos un trabajo cooperativo y complementario con otras intervenciones extensionistas y con prácticas investigativas tanto teóricas como aplicadas.

En relación a los observatorios

Tres equipos de investigación estamos trabajando en forma cooperativa procurando aunar criterios y metodologías a fin de abordar más efectivamente la problemática. Ellos son el “Observatorio del Derecho Social” (CTA), el “Observatorio de Conflictos Sociales” de la Universidad Nacional de Cuyo, y el nuestro, que se enmarca como Proyecto de Extensión de la Universidad Nacional de Córdoba. Cada una de estas experiencias ha diseñado y aplicado un instrumento de medición de dichos conflictos, fundamentalmente desde una estrategia cuantitativa.

Si bien cada uno de estos equipos cuenta con diversos recorridos, trayectos y objetivos de investigación, desde septiembre del año 2011 se ha trabajado en forma conjunta con el fin de alcanzar el desarrollo de una metodología de trabajo común. Es decir, se ha avanzado en la reflexión de criterios metodológicos comunes a partir de la vinculación entre las tres bases de datos.

Una de las primeras tareas consistió en evaluar los aspectos y dimensiones compartidas en la búsqueda de compatibilización y puesta en diálogo de las tres instancias de investigación. De esta forma los aportes de cada observatorio son complementarios entre sí a la vez que resultan útiles para efectuar controles destinados a ponderar el sub-registro del interior del país de otros esfuerzos investigativos.

Así como colectivo que agrupa académicos, estudiantes y activistas sociales y sindicales que se preocupa y ocupa de la actual situación social y laboral de amplios sectores de la población, la construcción de un espacio como “observatorio” de la conflictividad y la movilización en torno al trabajo y a los bienes comunes implica la decisión de no observar pasivamente lo que sucede, sino de forma activa y con el propósito de intervenir en la configuración de la visibilidad de dichos fenómenos como asuntos públicos que involucra a la sociedad en general.

En relación a las actividades extensionistas

El Observatorio de Conflictividad Laboral y Socio-ambiental en Córdoba constituye una experiencia de actividad extensionista desarrollada desde la Universidad Nacional de Córdoba en articulación con Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación (CISPREN), el Instituto de Salud Laboral y Medioambiente (Islyma), y la Seccional Capital de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) – Córdoba. Por su naturaleza extensionista y por la complejidad de la conflictividad laboral la intervención del Observatorio se articula también con otra intervención extensionista referida a la negociación colectiva de los trabajadores.

En tal sentido, señalamos que en los últimos años ha resurgido la discusión sobre el “salario mínimo, vital y móvil” y el resurgimiento de la “negociación colectiva salarial formal” han devenido en las cualidades distintivas de un nuevo patrón de regulación de los salarios con una participación activa de las organizaciones gremiales.

La recuperación de la negociación colectiva formal, si bien importante, es un fenómeno relativamente reciente y ha venido acompañada de lo que podríamos denominar una “ruptura generacional”. La prolongada interrupción de las negociaciones colectivas formales durante los años de la convertibilidad dejó a las organizaciones gremiales en medio del siguiente problema: la ausencia de compañeros/as fuertemente formados para enfrentar las instancias de negociación colectiva, producto de un corte histórico en la transmisión de experiencias, fundamentalmente en lo que hace a los contenidos sustantivos de las negociaciones; esto es, respecto a lo que, concretamente, se negocia.

Superar esta situación es un desafío de todas las organizaciones gremiales del país y, en particular, de aquellas nucleadas en CTA–Córdoba. Para este último caso, se desprenden, a su vez, dos problemáticas particulares: (1) la primera, refiere a la ausencia de una sistematización sostenida de información confiable respecto a las negociaciones colectivas con incidencia en la provincia, disponible para los trabajadores y trabajadoras, que aporte al análisis y a la comprensión del contexto en el que se inscriben sus propias prácticas; (2) la segunda, refiere a la siempre insuficiente disponibilidad de herramientas que colaboren con la auto-formación y el intercambio de saberes entre trabajadores y trabajadoras en torno al diseño de estrategias para afrontar las instancias de negociación colectiva.

Ante esto, el Observatorio de Conflictividad Laboral y Socio-ambiental en Córdoba se ha asociado con un grupo de egresados y egresadas de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba para involucrarse junto a las bases, delegados y dirigentes de estas organizaciones gremiales en la necesaria tarea colectiva de desarrollar herramientas teóricas y prácticas para la auto-formación de y con sus cuadros medios y dirigenciales orientada a enfrentar la negociación colectiva. Para ello, será necesario organizarse para el relevamiento participativo y la sistematización de la información referida a la negociación colectiva con incidencia en la provincia, para el diseño y coordinación de talleres de socialización, discusión y formación en base a datos y para el desarrollo de instancias participativas de discusión que propicien la elaboración de estrategias de negociación colectiva.

Se espera que esta experiencia resulte argumento, guía y estímulo para la organización en los lugares de trabajo y, de este modo, realizar un aporte al desarrollo y fortalecimiento de las organizaciones de los trabajadores y trabajadoras, entendiendo al sindicato como una herramienta fundamental para el mejoramiento de las condiciones de trabajo y la exigencia del cumplimiento en cada lugar de trabajo de las distintas conquistas plasmadas en los convenios.

En relación a las prácticas investigativas

Además de la fragmentación de las acciones colectivas evidenciadas en el diagnóstico del que partimos, desde el ámbito académico se evidencia también una fragmentación de la producción de conocimiento en torno a dichas acciones y a los conflictos sociales que implican.

A fin de enfrentar esta fragmentación nos coordinamos con otros investigadores y además complementamos nuestras prácticas extensionistas con otras investigaciones que nos fortalezcan conceptualmente y que provean evidencia empírica adicional para una lectura más abarcativa y compleja de la realidad social. Con esta decisión también creemos colaborar a la consolidación de una línea de indagación con entidad propia más allá de las coyunturas académicas1.

La estrategia para una complementariedad de los datos provistos por el Observatorio consiste en el desarrollo del proyecto de investigación aplicada titulado “La dinámica del conflicto laboral y socioambiental en la provincia de Córdoba en el período 2008-2012. Una caracterización”2 cuyo principal objetivo es la producción de una caracterización de la dinámica del conflicto laboral y socioambiental en la provincia de Córdoba durante el período 2008-2012 identificando las diferentes redes conflictuales en una perspectiva que permita relacionar la conflictividad tanto con el modelo económico de acumulación y el proyecto político hegemónico como con las especificidades y las posibilidades de agencia de los actores dentro de los conflictos.

Así, buscamos observar las regularidades en la dinámica del conflicto. Las particularidades y especificidades se analizarán mediante un abordaje cualitativo con casos testigos seleccionados según los siguientes criterios (1) sostenibilidad en el tiempo del conflicto y de las acciones colectivas, (2) características de las demandas planteadas por los colectivos movilizados, (3) extensión territorial de las acciones colectivas y (4) extensión territorial de la definición o diagnóstico del conflicto y los bienes en disputa.

___________________________

1“El conflicto capital-trabajo en Argentina entre 1991 y 2001. Aspectos teóricos y metodológicos”. Proyecto tipo A subsidiado por Secyt-UNC, 2009-2011. Directora: Dra. Silvia Morón- Codirectora: Mgtr. Susana Roitman.

2 En proceso de evaluación por parte de la SeCyT UNC.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: