Dossier 2: El conflicto con la Estancia El Terrón

La denuncia y organización de pobladores y organizaciones sociales de Sierras Chicas ante los trabajos de desmontes previos a la instalación de un barrio cerrado con una cancha de Golf en la Estancia el Terrón, constituye un episodio dentro de los conflictos socioambientales donde intervienen pobladores que se enfrentan ante emprendimientos urbanísticos de grupos inmobiliarios, luchando por la defensa del agua potable en una región que atraviesa una crisis hídrica que se profundiza cada año con mayor intensidad.

Las acciones conflictivas por la instalación de las canchas de Golf en El Terrón pueden considerarse también como caso testigo de las diferentes formas de organización y trabajo en el territorio, así como, los mecanismos institucionales a los que fueron apelando.

El abordaje de este conflicto es también un modo de realizar un llamamiento sobre la necesidad de contar con el registro de las fuentes primarias al momento de observar la resolución o seguimiento de las acciones conflictivas.

El conflicto

La estancia El Terrón, está formada en un predio de 280 hectáreas ubicado al norte de El Talar (localidad de Mendiolaza) hasta Unquillo, con un ingreso ubicado a tres cuadras de la ruta E-53. El proyecto inmobiliario presentado es para la construcción del Country “Sierras Chicas” y el desarrollo de la cancha de golf en el predio. La presentación del proyecto está firmada por el grupo Inmobiliario Tagle y la empresa Tres Marías que es la propietaria del inmueble.

Según los artículos de prensa, el proyecto original incluiría 400 lotes al inicio, pero en el largo plazo la extensión del predio permite pensar en aproximadamente 1.400 lotes. Una vez consolidada la urbanización, se desarrollará un mall comercial con algunos locales, para ofrecer abastecimiento a quienes vivan allí.

Parte de la estrategia discursiva que comienza a manifestarse en el conflicto se relaciona con las acciones de grupos inmobiliarios que se presentan como “Desarrollistas Urbanos”, nueva expresión que se emplaza en diferentes lugares de la ciudad de Córdoba y en localidades aledañas para realizar proyectos inmobiliarios que no cumplimentan las reglamentaciones urbanísticas de la zona donde se emplazan, pero que bajo el eufemismo de llevar “desarrollo” (nuevos puestos de trabajo, centros comerciales, y así construir localidades “modernas”) y sus relaciones con el poder local, van logrando las autorizaciones de las comunas y municipios.1

Ante los primeros trabajos de desmonte en la zona, comienza la organización, con acciones de protesta y denuncia de los pobladores. En noviembre de 2011 piden el cese del desmonte tras la presentación de un recurso de amparo a partir de la fundación Vertientes de Saldán, y entonces la Justicia dicta la medida cautelar el 28 del mismo mes. Sin embargo, en las últimas denuncias de abril de este año (2012) demuestran que las tareas de desmonte se siguen realizando pese al amparo.

El conflicto actualmente no concluyó, está en la etapa judicial, después de la ratificación de la medida cautelar el 6 de marzo de este año.

Inicio de la organización

Si bien desde enero del 2011 habían comenzado con la publicidad del Country Sierras Chicas en él Terrón, fue hacia el último semestre y en medio de la crisis hídrica (que se manifestó en cortes de sumisntro de agua y alerta roja y naranja para la mayoría de las localidades de Sierras Chicas) donde la organización y el trabajo en red obtuvo mayor visibilidad y se realizaron la mayor cantidad de acciones de protesta y presentación de informes y amparos judiciales. Durante esta etapa del conflicto, los volantes, mailings y otros registros directos fueron documentando parte de ese proceso organizativo.

En medio de la demanda urgente de frenar el desmonte se fueron articulando diferentes tácticas que llevaron a  lograr la medida cautelar. Allí, los cortes de calle, el panfleteo frente a la Municipalidad de Mendiolaza, la presencia de Murgas y carteles como formas expresivas de comunicarle a los pobladores y lograr la visibilidad mediática, fueron cruciales.

Por otra parte, además de estas acciones de visibilización del conflicto y las centrales demandas de los pobladores y organizaciones presentes, se fueron desarrollando en paralelo acciones institucionales como petitorios, audiencias con el Intendente (donde no fueron recibidos), envío de cartas documento, pedido de informes a la Secretaria de Ambiente (hasta agosto de 2011 no existía pedido formal del Grupo Tagle).

En medio del proceso, se fueron encontrando desde “Guardianes del Monte” (vecinos que trabajan como colectivo), a organizaciones de larga trayectoria en la defensa del ambiente como FUNAM, figuras de relevancia política en la localidad como la Concejala Alicia López Seco, la agrupación Sayana, organizaciones de las localidades próximas como Fundación Las vertientes de Saldan, Unquillo, El Coyuyo, grupo Tacku de Villa Allende, Contra Arte de Saldan, Reserva de Vaquerías, Rio Ceballos, Reserva San Martín y Manantiales, entre otros.

Asimismo, estas acciones se relacionan con otros ciclos de protesta previos ya que al postular dentro de las demandas el cese de las actividades de deforestación permite nuclear el trabajo mancomunado con algunas de las organizaciones que estuvieron presentes en la Defensa de la Ley de Bosques y el plan de ordenamiento territorial presentado por la CoTBN (Comisión de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo) debido al crecimiento de la exportación de la soja como actividad productiva central en la región centro. De la misma manera, la urbanización creciente de las localidades de las Sierras Chicas y los conflictos que se fueron suscitando debido al desmonte para emplazamientos inmobiliarios y apertura de carreteras o asfalto permitieron aglutinar a organizaciones con experiencia previa.2

La disputa por el agua

Las demandas de los pobladores se contextualizan en la alerta de sequía del período. Los bajos índices del Dique la Quebrada (principal reservorio de agua de la zona) y la falta de acceso al agua potable en barrios y localidades de Sierras Chicas van ocupando parte de la agenda mediática, y aparecen como parte de una red de conflictos subterránea que viene manifestándose con fuerza desde el inicio del segundo semestre pero que puede reconocerse dentro de un ciclo de conflictos previo a partir de las diversas “crisis hídricas” que se declararon en la provincia desde los últimos años.

En medio del proceso, se realizaron diversas denuncias que ponen de manifiesto en la construcción del oponente (grupo desarrollista, estado comunal) y las relaciones de corrupción e irregularidades en los entes públicos.

Con respecto a las declaraciones, las tareas de movimiento de suelo y la promoción del emprendimiento dispararon la advertencia del presidente de Funam, Raúl Montenegro: “Se está produciendo una situación increíble que no se puede entender. Los servicios están colapsados, hay merma de ingreso de agua, continúan los cortes programados, y quieren autorizar un country de 280 hectáreas con cancha de golf, cuando a la gente le falta el agua”. La concejala Alicia López Seco también se expresó públicamente y explicó que pidieron al Ejecutivo informes sobre el proyecto, pero nunca les respondieron: “Siempre pasa lo mismo en Mendiolaza, autorizan obras pa­ra favorecer emprendimientos privados y se posterga al resto de la comunidad” (LVI, 12/10/11).

Por medios de mailings, las agrupaciones denunciaban las relaciones entre Daniel Saldibi y el empresario Tagle argumentando que La Municipalidad de Mendiolaza le cobró al grupo Tagle la suma de $ 725.000 por el plano preliminar de la obra el 15/12/2010, violando las legislaciones vigentes. Para otorgar el visado previo se piden una serie de requisitos que no se cumplimentaron, tales como estudio de impacto ambiental (aprobado por la Secretaría de Ambiente), factibilidad de agua (otorgada por Secretaría de Recursos Hídricos), e inclusive ir a referéndum del Concejo Deliberante. Al respecto aclaraban por medio de correos que “Al Concejo nunca llegó!!! (…) La Municipalidad NO debió cobrar por el diseño preliminar. Tampoco debió permitir que se realizara el desmonte del predio El Terrón teniendo tan solo los planos.”

A partir de la creación de blogs propios y ambientales también fueron publicados los documentos que certifican esta denuncia sobre la violación de la visación provisoria en el Artículo 8 dentro del Código de Edificación.3

Si bien dentro del registro del conflicto sólo se hace mención a “controversias” entre vecinos, lo que subyace en escena es el juego de lógicas contrapuestas desarrollo local/acceso y cuidado del agua. Discusión que se profundiza cuando avanza el ciclo de movilización y se suman otras redes a la organización que va excediendo la demanda inicial de freno del desmonte.

Aquí para poder observar y ampliar el registro discursivo y de acciones de los pobladores, fue central el acceso a fuentes primarias y los medios propios e independientes de comunicación. Esto permitió poder ir reconstruyendo de manera no sesgada los diferentes ciclos y características del conflicto así como las respuestas estatales de dilatación y amedrentamiento en las acciones conflictivas que desarrollaron los pobladores y colectivos. Al respecto, miembros de las organizaciones denunciaron ser filmados en las protestas y fueron perseguidos por dar a conocer las irregularidades entre el Grupo Tagle y la Municipalidad, pidiendo no actuar con “la impunidad del silencio y que la prensa le dé estado público con carácter urgente” según lo publicado en Indymedia Córdoba (ver: http://argentina.indymedia.org/news/2012/04/812045.php)

Finalmente, reconociéndose en el marco “de la gravedad de la crisis hídrica” los pobladores y miembros de organizaciones ambientalistas comienzan a organizarse bajo la forma de Coordinadoras. Así fue que La Granja, Agua de Oro, Mendiolaza, Salsipuedes y Río Ceballos, localidades directamente afectadas por la escasez del agua debido al desmonte, los nuevos emplazamientos inmobiliarios y la falta de redes (más que como fenómenos meramente climáticos, como se presenta desde el discurso antagónico) se propusieron en enero de 2012 el encuentro “Tambores por el Agua” para luego crear una coordinadora regional de mayor alcance donde las organizaciones y redes preexistentes se articulen para “empezar a revertir la situación en la que nos encontramos” según los propios volantes y comunicados: “nos reunimos vecinxs autoconvocadxs, fundación Vertientes de Saldán, El Coyuyo, Guardianes del Monte, Comunidad ContraArte y Colectivo Sin Frenos, con el fin de iniciar la conformación de una COORDINADORA REGIONAL DE  PROBLEMAS  AMBIENTALES Y MESA DEL AGUA DE LAS SIERRAS CHICAS, considerando que es una necesidad organizar un frente de lucha en torno a las problemáticas medioambientales que nos involucran a todxs, con el intenso deseo de sumar a los sectores organizados que se encuentran en defensa de la tierra, la vida y el agua, y basan sus acciones en la unión y organización”

Posteriormente, la dinámica de encuentros concluyó en actividades dentro del Día internacional del Agua4 con acciones conjuntas con organizaciones provinciales que han venido trabajando en defensa del Agua como la CCodav (Coordinadora Córdoba en defensa del Agua y la Vida) para coordinar “propuestas y acciones para la protección y defensa del agua y la vida, fortaleciendo las Redes Sociales de Córdoba”. Y finalmente aclaran: “Convocamos a la unión de los pueblos por la protección de nuestras Reservas Hídricas y Cuencas,  por un Ordenamiento Territorial Participativo que frene los megaproyectos inmobiliarios y el uso especulativo y contaminante de nuestros territorios: monocultivos transgénicos o  megaminería a cielo abierto y contra todo tipo de privatización del agua y bienes comunes.”

Al momento de cierre de este Boletín (mayo de 2012), el conflicto no concluyó. Formalmente, permanece en la etapa judicial, después de la ratificación de la medida cautelar el 6 de marzo de este año. Sin embargo, las denuncias y el llamado a estar en alerta por la violación de esta medida aparecen como centrales en el ciclo que se abre.

___________________________________________________

1 En Córdoba se nuclean como Cámara Empresarial de Desarrollistas Urbanos Córdoba (CEDUC) donde mas de una veintena de grupos inmobiliarios están presenten en el Directorio y como socios http://www.ceduccba.com.ar/empresas.html

2 Tal es el ejemplo de Guardianes del Monte, como colectivo dentro del mismo barrio, que es una organización que se había activado para el intento del frenar el emprendimiento de Barrio Cerrado GAMA de 33 hectáreas en el Talar.

3Art. 18°.-VISACION PROVISORIA: La Municipalidad otorgara “Visacion Provisoria”, ad referéndum del hcd, a todos los proyectos de Urbanización, habiendo sido aprobado su diseño preliminar, sea presentado ante el departamento correspondiente estando los mismos en un todo de acuerdo a las disposiciones de la Ordenanza de Edificación y urbanismo vigente que la complementen.
http://periodismoaambiental.blogspot.com.ar/2012/03/denuncian-que-la-municipalidad-de.html#!/2012/03/denuncian-que-la-municipalidad-de.html

4Esta acción se desarrolló en el marco del Día Nacional del Agua (31 de marzo) bajo la propuesta de un trabajo conjunto que de visibilidad a las problemáticas ambientales y en pos de revertir las situaciones que van en detrimento de la naturaleza.

Anuncios

3 comentarios to “Dossier 2: El conflicto con la Estancia El Terrón”

  1. guillermo Says:

    la gente que elige vivir en un barrio cerrado tiene los mismos derechos que la que lo hace en un barrio abierto , al final los elitistas y discriminadores son estas organizaciones de hipies utopicos ,que no aceptan ni el progreso ni el derecho del otro de tener su hogar

  2. Pity Says:

    Si para que uno puede ejercer su derecho de vivir donde se le de la gana, abierto o cerrado significa que otro que vive donde se le da la gana va a tener vulnerados sus derechos: de acceso al agua, inseguridad frente a inundaciones que están probadas le afectarían, eso hace que el primero no tenga derecho. Tu derecho llega hasta donde empieza el del otro, no más allá. ¿Cuál es tu idea de progreso porque me da la sensación que te quedaste en la idea de progreso de los años 80? ¿sabés lo que significa progreso?. ¿Tengo derecho yo de irme a vivir al lado de tu casa y joderte por poner un taller metalúrgico por ejemplo o tengo derecho de ir al lado de tu casa y dejarte sin agua por poner una escuela de verano.

    • Nora Reynoso Says:

      Totalmente de acuerdo con Pity Says Ya hace más de 2 meses de la catástrofe socio ambiental, y la gestión de Mendiolaza sigue sin escuchar….
      En la sesión del Concejo Deliberante de MENDIOLAZA de anoche 20/4, cuando por 4ª sesión consecutiva LOS VECINOS esperaban que se tomara una decisión sobre el proyecto de suspensión por 2 años de los megaemprendimientos inmobiliarios presentado por el bloque minoritario (MPI); en un cuarto intermedio que se pidió la “concejal” de UPC Ernestina Andrada les decía a unas vecinas “compinches” ; “¿Sabés lo que yo haría si fuera intendente? Sacaría el Perchel y en ese lugar haría un PROSTÍBULO ECOLÓGICO..” Ése es el nivel de concejales de MENDIOLAZA… Por supuesto que a la mayoría (4 de la UCR) les causó gracia….Ésa es la profundidad con que tratan los proyectos que presentan los vecinos… Un tema que debiera, por ley ser debatido en AUDIENCIA PÚBLICA… ÉSTE ES EL NIVEL DE IMPUNIDAD CON QUE SE MANEJA ESTE FEUDO DE 28 AÑOS DE GESTIÓN….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: